Editorial

Círculo virtuoso

En éste contexto difícil por la que atraviesa el país, es necesario y urgente focalizarnos en la inversión de mediano y largo plazo para generar rápidamente trabajo y por ende crecimiento.

Es justo el momento para pensar en herramientas que permitan conectar el ahorro con la inversión productiva del país y fundamentalmente, de la provincia. Desde éste espacio, estamos convencidos que el mercado de capitales es una herramienta que aporta previsibilidad a la hora de generar trabajo, y en definitiva, bajar la pobreza estructural. Le permite a las empresas acceder a financiamiento para cumplir esos aquellos objetivos.

Pero en la búsqueda de la normalidad y el equilibrio, también es prioritario bajar las tasas del sector financiero que asfixian cualquier intento empresario por invertir y crecer. Aquí, el rol del Estado es protagónico, gestionando medidas que generen confianza en cada actor de la economía.

En el convencimiento que el mercado de capitales es un vehículo que acelera el desarrollo y la inclusión, es prioridad facilitar el acceso a esos mercados. Cuando el ahorrista invierte en activos de empresas de otros argentinos y estos a su vez corresponden generando puestos genuinos de trabajo, se logra completar un círculo virtuoso.