Análisis

Coparticipación Automática: Primer bimestre de 2019

101views

De acuerdo a los datos del primer bimestre de 2019, el monto recibido por las jurisdicciones en concepto de Coparticipación y Leyes Especiales alcanzó los $225.566 millones, presentando un crecimiento del 49,3% respecto al envío de fondos durante el mismo período del año anterior.
Si se tiene en cuenta el efecto de la inflación sobre los fondos enviados a las provincias, la coparticipación durante el bimestre registró una caída de 0,6% en términos reales.
Desde enero de 2018 la coparticipación mensual contiene un envío por compensación a las provincias en un monto equivalente a la disminución efectiva de recursos resultante de la eliminación del artículo 104 de la Ley de Impuesto a las Ganancias y del destino de la recaudación total del Impuesto al Cheque a la ANSES, de acuerdo al Consenso fiscal firmado
entre las provincias y el Estado nacional.
En el primer bimestre de 2019 la compensación enviada a las provincias fue de $11.270 millones. Un aspecto no menor a tener en cuenta en el corriente año a diferencia del año pasado, es que la provincia de Buenos Aires comenzó a registrar envíos automáticos por compensación, de acuerdo a lo establecido en el inciso II.e del Consenso Fiscal. En los primeros dos meses del año la misma alcanzó los $7.543 millones, lo que representa el 67% de la compensación del consolidado de provincias. De hecho, sin la compensación a Buenos Aires, la coparticipación del conjunto de provincias habría registrado una caída real de 3,9%.

Resulta interesante centrar el análisis por provincia, sobre todo dado los cambios establecidos en el aludido consenso fiscal. De acuerdo al crecimiento que mostraron los envíos al mes de febrero, en el siguiente gráfico se aprecia que Buenos Aires es la provincia que mostró mayor incremento, con fondos 69,6% superiores que los que se enviaron en el mismo período del año anterior. La razón de este importante aumento en la coparticipación está en los fondos automáticos por compensación.

Como se mencionó anteriormente, la compensación del primer bimestre niveló los $7.543 millones. Sin estos recursos los envíos a la provincia hubieran crecido 44,6% respecto al mismo período del año anterior.
En el otro extremo, CABA registró el menor crecimiento interanual, de 35,3% en términos nominales. Esto sucedió como consecuencia del cambio de coeficiente, dado que en los primeros meses de 2018 su coparticipación estuvo determinada por el antiguo coeficiente de distribución (3,75%), mayor al que tiene actualmente (3,50%).
Los envíos al resto de las jurisdicciones crecieron entre 41% y 50% interanual. Las provincias que presentaron menor crecimiento son Córdoba, Santa Fe y San Luis dado que no forman parte del esquema de restitución anual de 3 puntos porcentuales de la pre-coparticipación del
15% de ANSES.


No obstante, en un contexto inflacionario como el de Argentina, es necesario tener en cuenta los efectos de la inflación sobre los fondos coparticipados. En este sentido, todas las jurisdicciones, con excepción de Buenos Aires, presentaron una caída de la coparticipación en términos reales.


Entre las provincias que mostraron la menor pérdida de poder adquisitivo se encuentran Santiago del Estero, Jujuy, Chubut y San Juan, con caídas inferiores al 2% real. Esto se debe a que la base de comparación interanual es relativamente baja, ya que en el primer bimestre de 2018 estas jurisdicciones no recibieron envíos en concepto de compensación porque aún no habían adherido al Consenso Fiscal en sus respectivas legislaturas. La Pampa también muestra un leve baja en términos reales (0,6% interanual), que se relaciona con que comenzó a recibir recursos extra tras el fallo de la CSJN de noviembre pasado, por la distribución de los costos
de autarquía de AFIP.

Fuente: Instituto Argentino de Análisis Fiscal