Editorial

De Mendoza al mundo

Con responsabilidad y entusiasmo por la oportunidad, una vez más la Bolsa de Comercio de Mendoza asume la presidencia de ProMendoza, una Institución que junto a otros actores económicos y al Gobierno de la provincia, la fundamos y gestionamos para que después de 25 años nos encontremos hoy frente a un Organismo consolidado, en funcionamiento y con un claro prestigio nacional e internacional. Desde su fundación en 1996, son innumerables los aportes, ideas y proyectos que han surgido desde ésta Entidad para el desarrollo de la Provincia, siempre basado en el trabajo, la información y un conocimiento acabado de los distintos escenarios que marcan la realidad del mundo, del país y la región.

Desde la Bolsa de Comercio estamos convencidos que desde el lugar que nos toque pero con esfuerzo, gestión y constancia, debemos insistir en corregir -o por lo menos intentarlo juntos-, aquellos aspectos económicos y financieros del país, que de alguna manera obstaculizan el proceso normal, virtuoso y estratégico de colocar nuestros productos en los diferentes mercados del mundo.

Fue el mandato de nuestros antecesores y los principios que guiaron a esta Bolsa de Comercio que creyó desde siempre en la fuerza dinamizadora de los mercados, pero también en la responsabilidad del Estado como garante del equilibrio, del respeto a la ley y fundamentalmente, de reglas de juego claras que se gestan en la seguridad jurídica de un país, una provincia.

Es absolutamente necesario y estratégico, propiciar una conducta exportadora tanto en la manera de producir como en la de comercializar. Por eso queda claro, que “no se es exportador” por una devaluación o por espasmódicas apariciones en las góndola del mundo. Requiere de una cultura y una conducta de continuidad y persistencia a tono con el esfuerzo que exigen esos mercados internacionales competitivos y cada vez más especializados. Esperamos continuidad en el esfuerzo y fundamentalmente en las políticas de Estado que promueven y acompañan todo proceso de exportación.

«Como hemos señalado muchas veces, exportar es mucho más que aprovechar una circunstancial relación de tipo de cambio favorable. Exige de una cultura empresaria diferente y demanda políticas de Estado que prioricen la continuidad en los escenarios mundiales y en la construcción de una estructura productiva local capaz de sostener las demandas en el dinamismo internacional»

Con la promoción de las exportaciones, nuestros empresarios tienen claro que en la apertura a la producción de calidad/escala a los mercados mundiales, se encuentra la llave para el desarrollo económico de Mendoza. Por eso, desde la Bolsa de Comercio estamos comprometidos con esos procesos y los ejemplos se encuentran en estos 78 años de historia, porque fuimos pioneros con la Escuela de Exportación, con la puesta en marcha y administración del Primer Puerto Seco de Mendoza y su área de servicios para importación y exportación, operadores del Programa AL Invest de cooperación económica con la Unión Europea y por esa vocación, nos sumamos junto a otras entidades empresarias y el propio Gobierno, a la creación de lo que hoy constituye un motor para las exportaciones locales, como ProMendoza.

Una oportunidad para el desarrollo del Corredor Bioceánico

Está claro que a partir de ésta pandemia que flagela al mundo desde hace ya más de un año, tenemos la responsabilidad y oportunidad de adaptarnos a un nuevo orden internacional. Y decimos oportunidad porque estamos convencidos hoy más que nunca, que debemos acelerar las gestiones a partir de los consensos y continuar la construcción de las obras de infraestructura necesarias para consolidar el rol estratégico de Mendoza en el Corredor Bioceánico Mendoza-Valparaíso. Seguramente la conexión más importante del cono sur luego del Canal de Panamá. No tengan dudas, que es el emprendimiento que cambiará profundamente la estructura económica de la provincia poniendo en valor nuestra ubicación privilegiada en este lugar del mundo.

En la actualidad, más del 60% el comercio mundial se mueve a través del Pacifico y Mendoza está sólo a 400Kms de los puertos de ese centro neurálgico de la comercialización internacional. Por eso, es urgente, estratégico y prioritario, mejorar una infraestructura y logistica para ser realidad las oportunidades que se le presentan a la provincia y además darle una musculatura a la exportación local y nacional; en definitiva un desarrollo federal en Argentina en forma estratégica. Ojalá que la coyuntura no termine frenando estos proyectos de largo alcance que a esta altura deberían ser de una predisposición cultural. Los proyectos estratégicos tienen que seguir marchando porque los organismo que financian éste tipo de obras están al margen de la coyuntura. No estamos diseñando ni hablando de ilusiones o utopías, sino de realidades que a 10 años pueden lograr una región que disfrute de todos estos logros económicos y territoriales.