Análisis

El comercio mundial de vino perdió € 2.205 millones en 2020

Un reciente informe del Observatorio Español del Mercado del Vino (OiVe) concluye que el 2020 ha sido un año muy particular para el comercio mundial de vino, que se ha enfrentado a diferentes trabas comerciales que le afectan directa o indirectamente, como son la pandemia de coronavirus, los “Aranceles Trump” contra algunos vinos envasados europeos, el Brexit o la nueva Ley del Vino de Rusia, que restringe la importación de graneles extranjeros para favorecer la producción local, la cual, según los distribuidores rusos, es insuficiente para cubrir la demanda nacional.

Así, las exportaciones mundiales de vino han caído en el interanual (12 meses) a septiembre de 2020, mucho más en términos de valor que de volumen, por precios a la baja. El valor del comercio mundial de vino se situó en los 29.687 millones de euros, lo que implica una pérdida de nada menos que 2.205 millones respecto al interanual a septiembre de 2019, si bien el volumen comercializado solo cayó un 0,3% hasta los 10.278 millones de litros. Han sido los vinos con mayor valor añadido (espumosos y envasados) los que más han sufrido la crisis de 2020, mientras que los vinos más económicos (granel y bag-in-box) han salvado el año al crecer a buen ritmo, en todos los casos a precios más bajos, sobre todo en espumosos y envasados. La pérdida de las exportaciones mundiales de vino fue especialmente significativa en los meses de abril y mayo de 2020, coincidiendo con el peor momento de la pandemia de COVID-19, que conllevó importantes restricciones comerciales. Desde entonces, las ventas se han ido estabilizando, relativamente.

«Nueva Zelanda y Portugal, únicos que aumentaron su facturación en el interanual, si bien Argentina creció muy por encima del resto en volumen, gracias al granel»


Francia, proveedor con gran valor añadido, ha sido el principal perjudicado, al registrar fortísimos descensos en sus ventas de vinos espumosos y envasados. Francia se mantiene como primer vendedor mundial de vino en términos de valor pese a perder la friolera de 1.230 millones de euros, seguido de Italia y de España, que redujeron su facturación en 123 y en 87 millones respectivamente. En términos de volumen, Francia también
ha sido el proveedor que más litros ha perdido (-81,4 millones) y sigue lejos en este caso de las exportaciones realizadas por Italia y España, ambos con descensos más suaves.

Entre los 11 principales exportadores mundiales de vino, cuya suma representó cerca del 90% del comercio internacional, solo Nueva Zelanda y Portugal aumentaron el valor de sus ventas, si bien fue Argentina el que más creció en volumen de forma clara, gracias al excelente desarrollo del granel en mercados como España (por unas ventas puntuales), Canadá y China, a precios muy bajos.

En un comercio mundial con precios a la baja, el del vino español se ha mantenido estable, siendo junto al vino australiano el único entre los 11 primeros exportadores que no ha caído. No obstante, nuestra asignatura pendiente sigue siendo la mejora del valor añadido de nuestras exportaciones, ya que seguimos registrando un precio inferior al de nuestros competidores, y no solo por la mayor cuota del granel entre las ventas
españolas, sino también por unos precios inferiores al resto en las categorías de envasados y espumosos.

POR TIPO DE VINO
Más granel y bag-in-box, menos envasado y espumoso, todos a precios más bajos
El crecimiento del volumen exportado de vino a granel (+4,1%) y en bag-inbox (+5,2%) en el interanual a septiembre de 2020 casi compensó en su totalidad la pérdida sufrida en espumosos (-6%) y envasados (-2,5%). Sin embargo, las caídas de estas dos categorías en términos de valor han sido demasiado acusadas (-13,9% el espumoso y -6,3% el envasado) como para quedar compensadas con el aumento del bag-inbox (+4,7%) y del granel (+2,5%). Todos los tipos de vino bajaron de precio, mucho más espumosos (-8,4% hasta los 6,45 €/litro) y envasados (-4% hasta los 3,81 €/litro) que graneles (-1,5% hasta los 75 céntimos/litro) y bag-in-box (-0,5% hasta los 1,56 €/litro).


En cifras absolutas, el vino envasado (no espumoso) lideró las exportaciones mundiales de vino con 5.437 millones de litros (-138 millones) y 20.718,4 millones de euros (-1.405 millones), el 53% del volumen y casi el 70% de la facturación total. El espumoso pierde bastante cuota como segundo vino exportado en valor con 5.606,7 millones de euros (-903 millones), el 19% del total, seguido de lejos por los 2.580,4 millones del granel (+63 millones), que gana cuota y supone el 8,7%. Sin embargo, el granel sigue muy por delante del volumen con 34,6 millones de hectolitros (+1,35 millones), un tercio del vino exportado a nivel mundial, frente a los algo menos de 870 millones de litros comercializados de vino espumoso (-55,4 millones).

Por último, el vino en formato bag-in-box gana cuota con 422,6 millones de litros (+21 millones) y 659 millones de euros (+29,6 millones), cifras que representan el 4,4% del volumen y el 2,2% del valor total, gracias a los excelentes datos registrados en los meses más recientes. Por otra parte, las exportaciones mundiales de mosto (incluido en la partida arancelaria 220430) aumentaron un 3,4% en volumen y un 7,8% en valor, hasta los 88,3 millones de litros (+2,9 millones) y los 122,5 millones de euros (+8,8 millones), a un precio medio un 4,2% superior, hasta los 1,39 €/litro.

GRANEL MAYOR A 1O Litros:
Argentina en volumen y Nueva Zelanda en valor lideran el crecimiento de las exportaciones mundiales de vino a granel
Al igual que el bag-in-box, el vino a granel gana cuota en el comercio mundial de vino al registrar crecimientos en el interanual a septiembre de 2020, gracias sobre todo al excelente aumento de las ventas desde Argentina, Nueva Zelanda y Estados Unidos, los tres proveedores del Nuevo Mundo.

Pese a ser el tercer vendedor mundial de granel en valor, Nueva Zelanda ocupa el noveno puesto en el ranking de volumen con algo menos de 1,3 millones de hl (+26,6%), muy lejos de los primeros puestos, al registrar un precio medio muy superior al resto, con 2,28 €/litro; el segundo más elevado lo ofrece Francia, con 1,29 euros (+9,8%). Estados Unidos creció menos en valor (+4,2%) que en volumen, al bajar de precio cerca del 10%. Por otra parte, Francia aumentó sus exportaciones de vino a granel un 3,7% en volumen y un 13,8% en valor, con fuerte subida de precios. Cabe destacar el espectacular crecimiento de las exportaciones de granel francés a Estados Unidos (a un precio altísimo), lo que no compensa en ningún caso el desplome de sus ventas de envasados y espumosos hacia el este mercado. Si Nueva Zelanda creció más que ningún otro en valor en términos
absolutos, fue Argentina el que más lo hizo en volumen al disparar sus ventas un 112% (+84,5 millones de litros), gracias sobre todo a unas exportaciones coyunturales a España entre diciembre de 2019 y marzo de 2020, así como a la buena marcha en mercados como China y Canadá. Este gran crecimiento del granel argentino se ha producido a un precio medio que se desplomó un 38% hasta los 41 céntimos por litro, el más bajo entre los analizados, lo que suavizó su crecimiento en valor (+31,3%). Por último, destaca la fuerte caída de las exportaciones de granel desde Alemania, más suave desde Portugal.