Tendencias

Por ley instituyen el 14 de abril el «Día del Periodista Vitivinícola» en homenaje a Gabriel Bustos Herrera

Finalmente la Cámara de Diputados de la provincia dio sanción definitiva a un proyecto de ley que venía con media sanción del Senado por el cual se establece el 14 de Abril de cada año como “Día del Periodista Vitivinícola”, en homenaje a Gabriel Bustos Herrera. Un destacado profesional que a lo largo de su carrera le brindó un aporte invalorable a la comunicación del sector vitivinícola y que la Bolsa de Comercio de Mendoza tuvo el honor de contar con sus servicios ya que durante muchos años y hasta su fallecimiento, fue el responsable de la prensa y comunicación de ésta Casa.

Recordemos que Gabriel también fue homenajeado en vida. En diciembre de 2011 recibió el “Premio a la Trayectoria” por parte del CAPEVI (Círculo Argentino de Periodistas Vitivinícolas), distinción que entregan los periodistas vitivinícolas a uno de sus pares, rescatando los valores de un periodista de dilatada trayectoria, que a lo largo de su extensa carrera, le brindó un importante aporte a la comunicación del sector vitivinícola y a la cultura del vino en general. Unos meses después, el sábado 14 de abril de 2012 falleció producto de una larga enfermedad.

Gabriel Bustos Herrera y Oscar Pinco entregando la distinción de CAPEVI (Diciembre 2011)

Bustos Herrera se desempeñó como columnista de análisis económico y político del Diario Los Andes; corresponsal en Mendoza y columnista en Economía y Política Regional del Diario de Cuyo de San Juan; Director Periodístico de la Revista del Mercado de Valores y la Bolsa de Comercio de Mendoza. Este reconocido periodista vitivinícola había recibido en 2002 el Premio Nacional ADEPA, de la Asociación de Entidades Periodísticas de la República Argentina, en la especialidad “Economía Política”. Comunicador de la vieja guardia, integró el selecto grupo de profesionales de la comunicación que a través de sus columnas instaló temas, y creó polémicas, merced a una prosa incisiva, a punto tal que sus observaciones a través de la prensa escrita, en muchas ocasiones han marcado la agenda política, no solo de Mendoza, sino de la región, ya que sus publicaciones en el Diario de Cuyo, en San Juan, también marcaron tendencias.

Fue consultor del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), en un programa para que los pequeños productores vitícolas puedan acceder a los créditos para normalizar la escrituración de sus pequeñas fincas, posibilitando un importante aporte en lo referido a la base de la industria, es decir lo que da en llamarse la “vitivinicultura social”. La administración y el desarrollo del recurso hídrico de Mendoza también era un tema que lo desvelaba y lo manejaba al detalle. Tanto fue así, que su última columna en Diario Los Andes tuvo que ver con el «agua de Mendoza» y la entregó al diario el viernes antes de su fallecimiento. (Lee aquí su último artículo… «El agua no es solo del campo.pdf« )

También incursionó en la función pública como vocero de prensa del ex gobernador José Octavio Bordón. Con su pérdida física la actividad de informar perdió a un puntal, que dedicó una vida a hacer aportes desde su pluma para que toda la región en general, y Mendoza en particular, creciera y alcanzara los primeros planos de la escena nacional. Siempre se lo recordará como una persona afable, serena, proclive a transmitir sus conocimientos, por lo que también hay que señalarlo como un formador de las nuevas camadas de hombres y mujeres de prensa.

En definitiva, la puesta en valor de esta conmemoración busca la jerarquización de la tarea de los periodistas vinculados al sector vitivinícola, no solo de Mendoza y de las otras provincias productoras de viñas, vinos, y sus derivados, sino de todo el país, potenciando la misión de difundir la cultura del vino.