Voces

«Queremos ser la empresa de bebidas más grande de Argentina»

Pablo Pérez Delgado (*)

Así lo afirmó a Revista La Bolsa, Nicolás Bruno, Gerente General Bodega Dante Robino, adquirida hace casi un año por Quilmes.

Con una trayectoria de varios años en la industria cervecera, el directivo habla sobre los objetivos, el espumoso que generó un gran ruido a finales de 2020, la tradición de la empresa, los próximos desafíos y el futuro en el mercado del vino.

P: En su plan de ampliación en la industria vitivinícola, fundamentalmente en la logística de comercialización ¿Qué hay de los rumores que estarían interesados en la adquisición de Familia Bodegas Falasco?

R: No es cierto, no estamos en ninguna negociación con ninguna bodega en este momento.

P: Entre otras unidades de negocios Quilmes tiene su fuerte en el mundo de la cerveza, ¿Cómo fue ingresar en la industria vitivinícola con una propuesta totalmente disruptiva? -Ping Vino (retornable) por un lado y después lo de esta etiqueta del espumoso que rompió todo a fin de año (LPQTP)-

R: Desde el origen nos consideramos una compañía de bebidas y obviamente nuestro negocio de cerveza es el más importante . Cervecería y Maltería Quilmes es una compañía de bebidas enfocadas en el consumidor y la verdad es que había una oportunidad gigante en el vino y tenemos el sueño de ser la compañía de bebidas más grande de Argentina y era imposible cumplir ese sueño sin entrar en una industria con tan grande como la Industria del vino donde no teníamos ninguna participación. Ahora lo que se viene en Dante Robino para subir la apuesta y que faltó fue el lanzamiento del vino Blend Biografía, de alta gama que ha gustado mucho a varias personas de la industria. También hay una propuesta expansión de portafolio y una propuesta de renovación de la cara de todo el portafolio y de las etiquetas y buscar el sucesor de LPQTP.

P: El ingreso de Quilmes en la industria del vino generó toda clase de especulaciones y expectativas ¿Cómo lo tomaron ustedes?

R: Yo tengo admiración por un montón de bodegas que han hecho un trabajo extraordinario de posición del vino argentino con un vino de calidad y creo que tenemos una oportunidad como industria de continuar desarrollando el comercio exterior. La industria es apasionante y tengo sana envidia por lo que hacen otra bodegas. Queremos sumar y generar cosas distintas.

Nosotros miramos el consumidor todo el tiempo y tratamos de acercarnos de manera diferentes y de probar; tenemos, si querés, la desfachatez de probar porque no somos especialistas en ese tema y no da miedo equivocarnos. Creo que hay bodegas que son espectaculares en Argentina y ojalá podamos desarrollar sobre todo el comercio internacional.

P: El Grupo Peñaflor -de la Familia Bemberg y ex propietaria de Quilmes, hoy considerado uno de los grandes del sector vitivinícola- viene de un proceso de negocios similar al de ustedes ¿Con su decisión de ingresar al mundo del vino, vienen con la intención de «marcarle la cancha» como se dice en el ambiente futbolístico a Peñaflor?

R: Para nada. Hay un montón de amigos de la casa. Nosotros estamos enfocados en el negocio estamos muy lejos de Peñaflor. Son gigantescos al lado nuestro en cuanto a bodega. Sé que suena divertido pero no tenemos esa rivalidad, es gente muy querida y muy respetada. Y qué hace muy bien las cosas de hace muchos años.

Escuchá aquí la entrevista completa a Nicolás Bruno, Gerente General de Quilmes Argentina………

(*) El autor es periodista de Radio Nihuil, conductor de Conexión Agro y editor de Estrategias & Mercados