Notas de Tapa

“Reestructuración de la deuda pública y coronavirus”, condiciones que ponen en duda los escenarios económicos optimistas del país

Así lo señala como una de sus conclusiones el décimo quinto «Informe Anual 2019 y Perspectivas 2020» presentado por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL-Mendoza) de la Fundación Mediterránea. Los economistas jefes Gustavo Reyes y Jorge Day destacaron estos dos elementos – reestructuración de la deuda pública Argentina y el desenlace de «coronavirus»- como condicionantes que generan expectativas en todos los escenarios de la economía nacional y provincial.

¿Qué pasó en el mundo, el país y la provincia durante 2019?

El contexto financiero internacional de 2019 resultó bastante mejor que en 2018. Las menores tasas en EE.UU (cerraron 2019 históricamente bajas), ayudaron a mejorar notablemente la dinámica de los mercados bursátiles en el mundo y, por otro lado, éste proceso terminó con la apreciación que había experimentado el precio del dólar en el mundo durante 2018. Así, los mercados financieros tuvieron un buen 2019 y las bolsas del mundo recuperaron gran parte del terreno perdido durante el año anterior. Pero el buen clima del sector financiero no se trasladó al plano comercial debido a la guerra de aranceles entre EE.UU y China. Este efecto repercutió muy negativamente sobre el crecimiento del comercio internacional que se desaceleró fuertemente durante 2019 y terminó impactando en las economías de los países emergentes y avanzados que continuaron desacelerando su ritmo de expansión económica.

El desfavorable clima comercial sumado a la desaceleración en el crecimiento de la mayoría de los bloques económicos en el mundo determinó que durante 2019 cayeran tanto los precios promedio de las exportaciones como de las importaciones que realiza la Argentina. El cociente entre ambos precios (Términos de Intercambio) registró una caída en 2019 y por este motivo, los precios internacionales terminaron jugando un papel contractivo en la dinámica de la actividad económica nacional.

El único factor expansivo en 2019 dentro de los 6 principales, resultó el volumen de la cosecha agrícola de la Pampa húmeda. Tanto la cosecha de Maíz como la de Soja se recuperaron del mal año que tuvieron en 2018 y permitieron que el factor cosecha jugara favorablemente sobre el nivel de actividad económica de Argentina.

La dinámica del mundo es doblemente importante para Mendoza. Es clave para las exportaciones de la provincia ya que casi el 90 % de las mismas en 30 años se explican por el PBI mundial. Y además, aunque de forma indirecta, es también muy relevante porque afecta fuertemente la evolución de la economía de Argentina y el comportamiento de ésta, a su vez, repercute sobre la dinámica de la provincia.

Argentina

Durante 2019, la política en Argentina (las PASO y elecciones de octubre) también impactaron en el normal desarrollo de la economía. 15 días después de las  elecciones, el precio del dólar estaba un 33% más alto, las reservas del Banco Central (BCRA) habían caído un 18% y la prima de riesgo se había elevado un 190%. Entre las Paso (agosto) y las elecciones finales (octubre), los depósitos en dólares cayeron un 40% y el BCRA en total perdió casi u$s 33 mil millones (35% de su stock) debido a las ventas de dólares para moderar el precio de la divisa, los pagos de la deuda en esta divisa y la devolución de encajes a los bancos para que los mismos pudieran afrontar la salida de depósitos. A pesar de la venta de divisas y la implementación de controles cambiarios por parte del BCRA, el precio del dólar pasó de $ 45 a $ 60. Esto cortó abruptamente la leve pero continua desaceleración que venía mostrando la inflación antes de las elecciones y la misma terminó triplicándose en términos de sus tasas mensuales (del 2% en julio al 6% en septiembre).

Debido al clima de enorme incertidumbre, se produjeron importantes salidas de capitales financieros, lo que produjo que se acelerara la inflación y se deteriorara el nivel de actividad económica, consecuentemente con un mejoramiento de la balanza comercial.

La fuerte política contractiva implícita para mantener constante en términos nominales a la Base Monetaria, dentro de un contexto altamente inflacionario junto con la gran salida de capitales registrada en el mismo año, determinaron que el nivel de préstamos del sistema financiero al sector privado se redujera fuertemente durante 2019 afectando negativamente al nivel de actividad económica. De esta forma, la gran mayoría de los factores determinantes de la actividad económica de corto plazo en Argentina resultaron negativos durante 2019 y la economía nacional terminó siendo un motor contractivo para la economía mendocina. (Grafico Prestamos)

Mendoza

De los cinco motores principales de la economía mendocina, 2 resultaron expansivos (Mundo y Sector Gobierno), 1 contractivo (Laboral) y 2 muy contractivos (Economía de Argentina y Financiero. El resultado final fue el de una nueva contracción de la economía provincial. Tomando 2019 en su conjunto, resulta muy difícil encontrar variaciones positivas en los indicadores de actividad económica. La gran mayoría, tanto de los indicadores de consumo, como de los de utilización de insumos productivos, presentan caídas durante dicho año.

El clima de desaceleración tanto en el crecimiento del comercio internacional como de las economías “socias de Mendoza”, comercialmente repercutió negativamente en la mayoría de los precios de exportación promedio de nuestra provincia, que fue parcialmente compensado con un aumento de las cantidades vendidas de dichas exportaciones.

Durante 2019, el efecto neto total (menores precios, pero con mayores cantidades exportadas) terminó siendo negativo y las exportaciones en dólares terminaron cayendo durante dicho año respecto del año anterior.

Una parte importante de la mejora en las cantidades dinámica del tipo de cambio real. Debido a las crisis cambiarias y financieras experimentadas tanto en 2018 como 2019, el precio del dólar, deflactado por la inflación, se mantuvo elevado en dichos años. El hecho que las exportaciones en dólares hayan caído, no necesariamente significa que el motor externo del resto del mundo haya resultado negativo en términos de la actividad económica de Mendoza. La clave para saber si el motor de las exportaciones empuja o contrae a la economía provincial está dado por el poder adquisitivo de las mismas en moneda local (neta de inflación). Como el precio de dólar creció más que la inflación durante 2019, el poder adquisitivo de las menores exportaciones terminó aumentando y por lo tanto, las exportaciones afectaron positivamente a la dinámica de la economía provincial.

Análisis Sectorial

Salvo en industria, el desempeño fue negativo en casi todos los sectores. Comparado con el promedio nacional, se observan tres grandes diferencias: a favor de Mendoza, mejor performance en la industria (mayores ventas de vinos vs fuerte caída en autos), y en contra, nos fue peor en Agro (mala cosecha en frutas vs cosecha récord en la región pampeana) y en Minería (mientras cae la extracción petrolera en casi todas las provincias, pegó un salto en Neuquén asociado a Vaca Muerta).

(*) Hacer click aquí para ver informe completo…..