Voces

Siempre es una buena noticia exportar más vino

Por Luis Sentinelli (*)

Muchas veces los mercados de éxitos tienden a la concentración. La vitivinicultura no escapa a esta verdad. Decir que no evolucionamos, incluso enunciar que nos estancamos en la comercialización del mercado externo porque vendimos más volumen, pero los ingresos no crecieron en el mismo porcentaje, no sería del todo acertado.

Debemos hacer algunas consideraciones a la luz de información de lo que ocurrió desde el comienzo de la pandemia en los mercados de vino mundiales. Analizar a Argentina como un país aislado es un error porque estaríamos viendo de manera parcial la realidad y el árbol nos taparía el bosque.

«La exportación de vinos argentinos fraccionados y a granel de gama media y baja de precios ha hecho que el País suba 2 puestos en el ranking de países exportadores a marzo 2020 (del 11 al 9) y lo mismo ocurre con las exportaciones de mosto concentrado donde Argentina recuperó su liderazgo,   ganando mercado en un momento clave y crítico»

La problemática vitivinícola de sobre stocks y sobre todo cuando la naturaleza no ajusta los volúmenes, tiene sólo salida a través de las exportaciones, porque con el mercado interno, a pesar de la importante suba de despachos (+6,9% en el semestre), no puede absorber volúmenes extraordinarios. Incrementar las ventas al exterior no siempre es posible porque dependen del tipo de cambio y los volúmenes de producción mundial, es por esto que el incremento de las exportaciones para un mercado vitivinícola, como el que teníamos a diciembre de 2019 es una buena noticia, ya que cambiamos una realidad centrada en los mercados financieros a una productivista y exportadora.

Es preciso analizar entonces la buena noticia del incremento de nuestras exportaciones, y contrastar con la comercialización de vinos en el mundo, analizando qué pasó con los mercados y sus valores. En un informe de “Principales exportadores mundiales de vino a marzo 2020”, elaborado por el OeMv (Observatorio español para el Mercado de vinos), para la Organización Interprofesional del Vino de España sobre la comercialización de los vinos revela que los precios bajaron, en todos los mercados de destino cualquiera sea el país exportador.

Países como España, Sudáfrica y Alemania cayeron en facturación mientras que USA, Sudáfrica, Australia y Francia también cayeron fuerte en volumen.

Las explicaciones de esta incertidumbre comercial que amenaza al sector tienen tres razones:

  1. Las trabas arancelarias en Estados unidos a los vinos europeos, debieron bajar sus precios e impactó en la baja de precios generalizada de todos los proveedores de EEUU.
  2. El Brexit, que afectó los precios de los vinos comercializados en Europa.
  3. La pandemia hizo que, si bien no disminuyeran los niveles de consumo, si cambiaran las formas de comercializar porque el canal HORECA, el de mayor valor disminuyó en el mundo por cuarentenas generalizadas, incidiendo de forma directa en los precios. Además los consumidores comenzaron a comprar vinos en canales de proximidad y supermercados donde los precios son más accesibles, donde descubrieron vinos de gama media y baja, que después de todo resultaron en tener buena relación precio / calidad.

Textualmente el informe dice “Aunque hemos centrado hasta ahora el análisis del comercio mundial de vino para el periodo interanual (12 meses), creemos de especial interés comentar también cómo se han desarrollado las exportaciones durante el primer trimestre de 2020, al ser un periodo de gran incertidumbre comercial por las serias amenazas que afectan al sector vitivinícola mundial, como son el Brexit, los aranceles Trump, a la nueva ley del vino de la Federación Rusa, en vigor desde junio de 2020 y que afectará muy negativamente al granel, y sobre todo, la crisis generada por la pandemia del coronavirus. Las exportaciones mundiales de vino cayeron en el primer trimestre de 2020 un 2,7% en volumen y un 4,9% en valor, hasta los 2.400 millones de litros y los 6.810 millones de euros. Son 66 millones menos de litros que los comercializados en el primer trimestre de 2019, con pérdida de más de 350 millones de euros”. Sin dudas esta situación proyectada a julio 2020 no tendería a mejorar, a la luz de la realidad.

En una nota de la revista The drink Business su autor  Phoebe French  dice textualmente “Un estudio publicado por la Universidad Estatal de Sonoma, pinta un panorama sombrío. Extrapolando datos de abril de 2020, el estudio encontró que la industria del vino californiana podría perder directamente US $ 4,2 mil millones este año, con pérdidas indirectas para la economía californiana por un total de US $ 9,6 mil millones. Se advirtió que, dado que los datos eran de abril, el impacto real bien podría ser mayor». Triste realidad de los vinos californianos, lejos del contexto de argentina.

Sacar volumen del mercado vía exportación sirve para sanear los stocks, traer divisas al país y sobre todo recomponer los precios que se pagan al productor, sabiendo que hay miles de productores y apenas un puñado de exportadores, donde es casi inevitable el poder de pocos sobre miles.

La exportación de vinos argentinos fraccionados y a granel de gama media y baja de precios ha hecho que el País suba 2 puestos en el ranking de países exportadores a marzo 2020 (del 11 al 9) y lo mismo ocurre con las exportaciones de mosto concentrado donde Argentina recuperó su liderazgo,   ganando mercado en un momento clave y crítico. Esto quiere decir en pocas palabras que, aunque se exporte aún con monto promedios inferiores a los tradicionales genera efectos positivos en toda la industria y sobre todo impacta en la tan re manida distribución de riqueza y la corrección de valores pagados al productor.

Debemos ver con optimismo  que en medio de una pandemia mundial pudimos exportar, corregir los stocks excedentes  y ganar participación de mercado, algo que era muy importante para la vitivinicultura de Argentina y que no se había podido  lograr con las  políticas anteriores.

(*) Asesor de Relaciones Institucionales del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV)