Noticias

«Coronavirus»: La responsabilidad de protegernos y proteger a los demás

Si bien es comprensible sentirse ansioso por el brote, la Organización Mundial de la Salud (OMS) enfatizó el hecho de que, si no se encuentra en un área donde se esté propagando el COVID-19, no ha viajado desde un lugar de propagación o no ha estado en contacto con un paciente infectado, su riesgo de infección es bajo.

Todos debemos lavarnos las manos con frecuencia durante 20 segundos y con jabón; mantener al menos un metro de distancia de cualquier persona que tosa o estornude, y evitar el contacto físico al saludar. Además, debemos evitar tocarnos los ojos, nariz y boca; cubrir la boca y la nariz con el codo doblado o un pañuelo desechable al toser o estornudar; y quedarnos en casa y buscar atención médica de los proveedores locales de salud, si no nos sentimos bien.

El virus infecta a personas de todas las edades, pero existe evidencia de que las personas mayores de 60 años y aquellas con afecciones de salud subyacentes (como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas y cáncer) corren un mayor riesgo.

Para las personas con estas características se aconseja tomar medidas adicionales, que incluyen asegurarse de que los visitantes se laven las manos, limpiar y desinfectar regularmente las superficies del hogar y hacer un plan de preparación en caso de que haya un brote en su comunidad.